La Cláusula Socini o cautela sociniana

cautela socini - clausula socini - cautela sociniana - Abogados de herencias en Zaragoza

La cautela Socini, cláusula Socini o cautela sociniana, no está exenta de polémica ante su posible ilicitud por comprometer o gravar, indebidamente, la legítima de los herederos (polémica servida prácticamente desde la época de su inventor, el jurista Mario Socino, autor a mediados del XVI de un dictamen a su favor).



La cautela Socini, o cláusula socini, consiste en que el testador impone en su testamento una prohibición a sus herederos forzosos (legitimarios), dejándoles en herencia una porción superior a la que les correspondería teniendo en cuenta solo la legítima. 


Si los herederos forzosos infringen esa prohibición entonces su porción hereditaria se verá reducida a la legítima estricta (si pensamos en la legítima en el Código Civil) y el resto de los herederos que hayan respetado la prohibición verán aumentada su porción hereditaria en la cuantía en la que los primeros han visto reducida la suya por infringir la prohibición del testador.

Mediante la cautela socini, o cláusula socini, el testador impone un gravamen o condición e indica al heredero forzoso (legitimario) que si la contraviene, si la infringe, si no la respeta, su participación en la herencia se reducirá a la legítima estricta (en caso de que hablemos de la legítima tal y como se configura en el Código Civil).

UN EJEMPLO DE CAUTELA SOCINI

Podría ser el siguiente:

Testador que prohíbe la intervención judicial y cualquier otra en su testamentaría, expresando su deseo de que todas sus operaciones se ejecuten extrajudicialmente por su comisario contador partidor. El incumplimiento de dichas prohibiciones supone que el heredero incumplidor quedará automáticamente instituido heredero en la proporción que en concepto de legítima señala la ley, acreciendo la parte en que habían sido mejorados los restantes herederos.

¿Como podríamos plasmar este deseo en su testamento?

"Cláusula A.- (el testador) Prohíbe absolutamente la intervención judicial y cualquier otra en su testamentaría, aún cuando en ella hubiere interesados menores de edad, ausentes o incapacitados, pues quiere que todas sus operaciones se ejecuten extrajudicialmente por su comisario contador partidor".

"Cláusula B (Cautela Socini).- Si por uno o varios de los herederos se incumpliere cualquiera de las prohibiciones contenidas en las cláusulas A y C, quedarán automáticamente instituidos herederos en la proporción o cuota que en concepto de legítima estricta o corta señala la ley, acreciendo la parte en que habían sido mejorados los restantes". 

"Cláusula C.- Quiere expresamente el testador que se respeten totalmente y con estricta fidelidad las donaciones y legados, cualquiera que fuese su importancia y cuantía, que en vida haya hecho a cualquier persona y muy especialmente a su esposa e hijos, por lo que no tendrán tales liberalidades el carácter de colacionables, prohibiéndolo así sus herederos."


LA CLÁUSULA SOCINI: ¿UN FRAUDE DE LEY? NO


Puede parecer que la clásula Socini es un fraude de Ley y es una lesión a la legítima, y una especie de coacción a los herederos para que no defiendan sus derechos legitimarios. El Tribunal Supremo recientemente ha indicado en Sentencia dedicada a la cautela sociniana que no se trata de un fraude de Ley porque a los herederos tienen dos opciones: aceptar el testamento en cuyo caso la cuantía de su porción es una, o bien impugnarlo, en cuyo caso su porción se reduce a la legítima estrica:

"... no constituye un fraus legis (fraude de ley) dirigido a imponer una condición ilícita (coacción) o gravamen directo sobre la legítima (813 del Código Civil), pues su alcance en una sucesión abierta y, por tanto, diferida, se proyecta en el plano del legitimario configurada como un derecho de opción o facultad alternativa que, sujeta a su libre decisión, puede ejercitar en uno u otro sentido conforme a sus legítimos intereses, esto es, ya aceptando la disposición ordenada por el testador, extremo que ya le sirve para calcular la posible lesión patrimonial de su derecho hereditario, o bien ejercitando la opción de contravenir la prohibición impuesta por el testador y solicitar la intervención judicial en defensa de la intangibilidad de su legítima, decisión que le llevará a recibir únicamente lo que resulte de su legítima estricta, acreciendo el resto a los legitimarios conformes. Libertad de decisión que, en suma, una vez abierta la sucesión puede llevar, incluso, a la propia renuncia de la herencia ya diferida."


En nuestro Despacho de Abogados de Zaragoza especializado en Herencias y Sucesiones prestamos asesoramiento, representación y defensa en cualquier asunto relacionado con herencias y testamentos, interpretación de sus cláusulas testamentarias y redacción de testamentos sometidos a cualquier Derecho del sistema plurilegislativo español, tanto Código Civil como resto de legislaciones forales. No dude en ponerse en contacto con nosotros si tiene cualquier cuestión testamentaria relacionada con la legítima o con cautelas como la citada.