La sucesión a favor del Estado y de las Comunidades Autónomas

En el caso de que el fallecido no tenga parientes con derecho a heredar el Estado adquirirá la condición de sucesor.



De este modo, si se aplica el Código Civil la herencia se distribuirá por el Estado de la siguiente forma:

  • Una tercera parte se destinará a instituciones municipales de beneficencia o acción social del domicilio del difunto.
  • Una tercera parte se destinará a instituciones provinciales del mismo carácter.
  • Una tercera parte se destinará por el Consejo de Ministros a los fines que estime más convenientes.
En el caso de la Comunidad Autónoma de Aragón, en defecto de las personas legalmente llamadas a la sucesión conforme a las reglas de aplicación correspondientes, sucederá la Comunidad Autónoma en lugar del Estado.

Previa declaración judicial de herederos, la Diputación General de Aragón destinará los bienes heredados o el producto de su enajenación a establecimientos de asistencia social de la Comunidad, con preferencia los radicados en el municipio aragonés en donde el causante hubiera tenido su último domicilio.

En estos casos, el Hospital de Nuestra Señora de Gracia será llamado, con preferencia, a la sucesión legal de los enfermos que fallezcan en él o en establecimientos dependientes. Así, y previa declaración judicial de herederos, la Diputación Provincial de Zaragoza destinará los bienes heredados o el producto de su enajenación a la mejora de las instalaciones y condiciones de asistencia del Hospital.


 
Zaira Milán Pablo.
Abogada colegiada en el Real e Ilustre Colegio de Abogados de Zaragoza.
Abogados especializados en Derecho de Herencias y Sucesiones.