El Testamento Ológrafo

Abogada Zaira Milán Pablo - Abogados de Herencias en Zaragoza
El testamento ológrafo es aquel que es redactado personalmente por el testador. Es necesario que sea firmado y escrito por el testador en su totalidad dejando constancia del año, mes y día en el que se redacte.

Para la validez de este testamento no es necesario la intervención del notario.


Por eso, una vez otorgado, es el testador el que debe de disponer de las medidas oportunas para su conservación bien reteniéndolo en su poder hasta entregarlo a un notario o a una persona de su confianza para guardarlo.



La persona que guarde el testamento deberá presentarlo en el juzgado en el momento en el que tenga noticias de la muerte del testador y si no lo hace en el plazo de diez días siguientes será responsable de los daños y perjuicios que puedan darse por el retraso. También podrá presentar el testamento ológrafo en el juzgado cualquier persona que tenga un interés legítimo en el testamento, como por ejemplo el albacea, un heredero o un legatario.

Esto se debe a que para que el testamento ológrafo sea válido es precisa la intervención judicial para que se reconozca la validez y eficacia de dicho testamento ológrafo.

Este testamento dilata en el tiempo la consecución de la herencia, pues incrementa los pasos a seguir para realizarla y lógicamente el procedimiento se dilata en el tiempo. Por ello se puede decir que también se incrementan los costes (para los herederos).

En el caso de que el juez ordinario predeterminado por la ley entienda que el documento es válido ordenará que se protocolice en los registros del notario competente para que se convierta en un documento público que produzca plena eficacia frente a terceros. Esta protocolización deberá llevarse a cabo en el plazo de cinco años a contar desde el fallecimiento porque transcurrido ese plazo el testamento caduca y pierde toda su eficacia y la sucesión pasará a regirse por lo que disponga la Ley aplicable, en el caso de Aragón la Ley 1/1999, de 24 de febrero, de Sucesiones por causa de muerte.

El testamento ológrafo tiene ventajas e inconvenientes.

Sus ventajas son que el testamento ológrafo se otorga facilmente porque con un boli y un papel es suficiente y además permite mantener en secreto la voluntad del testador cuando lo desee y no le ocasiona ningún gasto.

Sus inconvenientes son por un lado que existe el riesgo de que la persona que se encarga de guardar el testamento no lo de a conocer cuando muera el testador. También existe el riesgo de que este testamento no llegue a protocolizarse si hay dudas sobre la caligrafía y firma del testador que pueden aumentar si la persona es mayor y su caligrafía se ha deformado. Además existe el riesgo de que no se ajuste plenamente a la legalidad si se realiza sin el asesoramiento de un abogado o un notario y esto puede dar lugar a que sea declarado total o parcialmente inválido. Además, el testamento ológrafo generará mayores gastos y dilaciones en el tiempo por el aumento de los trámites necesarios.


Abogados Benedicto Milán - CONSULTAS ONLINE - Abogados de Herencias en Zaragoza 
Abogados Benedicto Milán
Abogados colegiados en el R.e. I. Colegio de Abogados de Zaragoza.
Abogados especializados en Derecho de Herencias y Sucesiones.