Los pactos sucesorios en Aragón

Abogada Zaira Milán Pablo - Abogados de Herencias en Zaragoza
¿Que es un pacto sucesorio en el derecho aragonés?

El pacto sucesorio es una ordenación mortis causa en la que la voluntad del ordenante — instituyente— queda vinculada a otra voluntad —instituido o tercero— no pudiendo revocarse dicha disposición por acto unilateral del causante.

Las principales carcterísticas del pacto sucerorio en Aragón son las siguientes:





La característica más importante que presenta el pacto sucesorio frente al testamento es precisamente que el pacto sucesorio una vez convenido será irrevocable, quedando privado al causante — o instituyente— de la posibilidad de disponer por causa de muerte estableciendo algo distinto a lo previsto en dicho pacto. Si se ha nombrado un heredero o un legatario mediante un pacto sucesorio, dicha designación se convierte en irrevocable (salvo que haya una causa de revocación o un nuevo pacto entre los mismos otorgantes o sus herederos) y cualquier disposición mortis causa que contradiga lo pactado será nula.

Mientras el testamento, en principio, no puede ser impugnado por el propio causante (le basta con revocarlo haciendo por ejemplo un testamento posterior) el pacto sucesorio, que el causante no puede revocar libremente, puede ser impugnado por él haciendo valer la nulidad o anulabilidad del mismo e incluso revocarlo unilateralmente, siempre que concurra causa legal para ello, en escritura pública.
El pacto sucesorio regulado en la ley aragonesa no priva al instituyente de la disposición inter vivos de sus bienes, sino en cuanto los actos de disposición perjudiquen directamente las expectativas del heredero o del legatario contractuales.

El pacto sucesorio es un acto de caracter personalísimo porque no es posible la representación ni el complemento de capacidad, pues los otorgantes de una pacto sucesorio deben ser mayores de edad. Para formalizar un pacto sucesorio es preciso hacerlo en escritura pública, es decir, ante notario. Finalmente, un pacto sucesorio no es un testamento irrevocable sino una disposición por causa de muerte que produce un vínculo obligatorio actual entre el instituyente y la la persona que recibe su voluntad (el instituido o un tercero), siendo la esencia de dicha vinculación el privar al instituyente de su capacidad de disposición mortis causa, pues cualquier acto que contradiga la institución será inválido.

Podemos distinguir los siguientes pactos sucesorios:
  • La institución a favor de contratante.
  • La institución recíproca.
  • El pacto a favor de tercero.
  • El pacto de renuncia.


Abogados Benedicto Milán - CONSULTAS ONLINE - Abogados de Herencias en Zaragoza 
Abogados Benedicto Milán
Abogados colegiados en el R.e. I. Colegio de Abogados de Zaragoza.
Abogados especializados en Derecho de Herencias y Sucesiones.